martes, 6 de marzo de 2007

300: la batalla de las termopilas ¿sera un churro? espero que no

Bueno no es un secreto para los que me conocen que adoro la mitologia y la idiosincrasia de vikingos, japoneses y todo lo relacionado con "los clasicos" de nuestra civilizacion, por eso me dio alegria el saber que al fin alguno iba a hacer una pelicula con este tema... la batalla de las termopilas...
pero luego me asuste al recordar que las versiones peliculescas que hacen de las cosas estan muy alteradas o en nada coinciden con la realidad...asi que ya me hice a la idea.. solo esperare un MINIMO apego a la historia oficial, algo de mitologia y harto "gore" jejeje
Para los que no saben que onda,les dejo esto:
La Batalla de las Termópilas fue un importante escenario del conflicto entre las polis griegas, con Esparta y Atenas a la cabeza, contra el Imperio Persa
Jerjes, emperador persa, se propuso conquistar Grecia y comenzó con muy buen pie. Atenas quería detener la invasión como fuese y consiguió convencer a Leónidas I, rey de Esparta, para que participase.

La batalla más importante se celebró en un lugar llamado valle de las Termópilas. Allí esperó a los persas un ejército compuesto por 300 hoplitas espartanos (De ahi el titulo de la pelicula)

Según las fuentes clásicas griegas, los soldados persas conformaban un ejército que oscilaba entre los 250.000 y el millón de efectivos. Sin embargo, la formación compacta e impenetrable de la falange griega era óptima para retener a la horda persa en un paso tan estrecho y en apariencia infranqueable.

Leónidas fue advertido sobre el gran número de arqueros que poseía Jerjes. Herodoto de Halicarnaso indica que se le dijo a Leonidas que «sus flechas cubrían el sol» y «volvían noche el día». Dienekes, soldado espartano, consideraba el arco como un arma poco honorable, ya que evadía el enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Fue entonces cuando pronunció su famosa frase: «Tanto mejor, lucharemos a la sombra».

Se dice que Jerjes, al toparse con los soldados griegos, supuso que éstos se marcharían al ver la magnitud de su ejército. Pasaron cuatro días y Jerjes, impaciente, envió un emisario exigiendo a los griegos que entregasen sus armas inmediatamente para no ser aniquilados. Leónidas respondió: «Ven a buscarlas tú mismo» Así dio comienzo la batalla.

En un principio el rey lacedemonio no pensaba que pudiera perder la batalla. Lo angosto del desfiladero anulaba la superioridad numérica persa, su mayor protección les permitiría aguantar los envites persas y el mayor tamaño de sus lanzas podría darles suficiente ventaja en una lucha cuerpo a cuerpo; así había sucedido en la pequeña confrontación de la Batalla de Maratón.

Fila tras fila los persas se estrellaron contra las lanzas y escudos espartanos sin que éstos cedieran un centímetro. De esta forma, a pesar de la grave desventaja numérica, Leónidas y sus hombres se opusieron a las oleadas de soldados enemigos con un número mínimo de bajas, mientras que las pérdidas de Jerjes —aunque minúsculas en proporción a sus fuerzas— supusieron un duro golpe para la moral de sus tropas. Durante las noches, Leónidas solía decirles a sus hombres: «Jerjes tiene muchos hombres, pero ningún soldado». Según expertos, la realidad era otra, pues mientras que los mandos persas eran profesionales, los griegos recurrían a las armas únicamente cuando era necesario. (aunque otros llegaban a pelear por gusto)

Frustrado e impaciente, Jerjes envió al frente a sus diez mil Inmortales, su fuerza de élite, llamados así porque cada vez que un Inmortal caía, otro corría a reemplazarlo. Sin embargo, los resultados fueron los mismos. Los persas morían a cientos, la moral del ejército decaía y los griegos no mostraban signos de cansancio. La batalla continuó de esta forma durante tres días. Fue entonces cuando Jerjes, abatido, recibió la ayuda que necesitaba.

Un griego llamado Efialtes (que significa «pesadilla») ofreció mostrarle a Jerjes un paso alternativo que rodeaba el lugar donde estaba Leónidas para acabar con su resistencia de una vez por todas. Sin dudarlo, Jerjes envió un importante número de sus fuerzas por ese paso. Este paso se encontraba defendido por los focenses, pero al verse sorprendidos durante la noche por los persas, huyeron al primer contacto, sellando de esta manera la suerte de los defensores de las Termópilas. Algunos historiadores apuntan que los griegos tenían la alternativa de retirarse y luchar en otro lugar, pero, quizá por empecinamiento, decidieron sacrificarse.

El desfiladero de las Termópilas, pequeño paso que limitaba en un extremo con el Golfo Malíaco y en otro con los montes Oeta y Calídromo. Comunicaba Locria con Tesalia.Cuando Leónidas detectó la maniobra del enemigo y se dio cuenta de que le atacarían por dos frentes, reunió un consejo de guerra, donde ofreció a los griegos dos opciones: podían irse por mar a Atenas o permanecer en las Termópilas hasta el final. Quedaron él, los lacedemonios y algunos tebanos. Mientras el resto de la fuerza que había decidido irse se retiraba hacia Atenas, los 300 soldados de la guardia de Leónidas, los tespieos y los de Tebas se quedaron a presentar batalla hasta el final, la suerte estaba echada. Al despuntar el alba del cuarto día, Leónidas dijo a sus hombres: «Tomad un buen desayuno, puesto que hoy no habrá cena». Fue tal el ímpetu con el que los espartanos lucharon que Jerjes decidió abatirlos de lejos con sus arqueros para no seguir perdiendo hombres. Leónidas fue alcanzado por una flecha y los últimos espartanos murieron intentando recuperar su cuerpo para que no cayera en manos enemigas.

La batalla duró cinco días y los persas consiguieron derrotar a los temidos espartanos, pero éstos ya habían retrasado notablemente el avance persa, diezmado la moral de su ejército y matado a miles de soldados.

Se cree que ningún griego logró sobrevivir; pero la cultura popular se ha centrado más en el esfuerzo lacedemonio (un 5% de sus fuerzas) que en el de los 700 hoplitas de Tespias, ciudad que perdió en la batalla la casi totalidad de sus hombres y, por tanto, quedó indefensa y fue incendiada por los persas. Al año siguiente las mujeres y niños supervivientes tuvieron que dar la ciudadanía a extranjeros para poder subsistir; además esta ciudad-estado no tenía intrínseca la cultura belicista de los espartanos, por la cual las madres les entregaban el escudo hoplos con la frase «Vuelve con él o sobre él» God bless the wiki jejeje
espero que no me decepcione la "muvi"...ora nomas falta a ver con quien me lanzo... ( y que la estrenen claro jejeje) hay pocas pelis que no veo en su version "online" y esta sera una de ellas.

4 comentarios:

Limona dijo...

Pues realmente espero no te decepcione yo no le tengo mucha fé a las peliculas que aspiran un "osacar" no obstante todo depende del director...mmm investigaré eso... aunque ya sabes dices tu estoy loquilla así que no me hagas mucho caso....

Y te invito a verla... o me invitas...

pero si no es así... disfrutala con quien vayas y realmente espero que cubra tus espectativas...


Besos... abrazos... y....

P.D. por cierto ya estoy mejor digo por si quieres saber ;)

evilpredator dijo...

todo mundo esta loquillo menos yo jajaja

y creo que NO la vere al menos no en cine...estos mendigos no me liberan el papel de continuidad en el gueso...asi que mas tarde buscare un torrent o un elink, algo en el mirc o tambien puede ser un pando, p2mail o una DD (hasta parece que si se bajar cosas de la red jajaja) para un analisis objetivo de la pelicula en mi disco duro y como no poseo el original , la borrare de mi disco duro en menos de 24 horas y todo esto sin animo de lucro comercial, por ende, no es pirateria jajaja

PS
me da gusto que tus broncas se resuelvan y ya estes mejor.. mantente asi... :-D
No tiene caso que estes mal por una situacion de ese tipo...estate feliz y lo mas plena posible.

Limona dijo...

segunda invitación rechada...

ni hablar... surte con tu peli...



"¿En qué lugar, en dónde, a qué deshoras
me dirás que te amo? Esto es urgente
porque la eternidad se nos acaba..." J.S.

mgl dijo...

chido blog, me da gusto k te haya servido la info (Y)