martes, 18 de agosto de 2009

El baile y su relacion con el sexo


Una frase del mordaz y genial Oscar Wilde (gay declarado de su época) dice mas o menos que el baile es la expresión vertical de un deseo horizontal o dicho de otra forma, entendible por Juan Perez, es que el baile es por lo general, una simulación o aproximación socialmente aceptada del escarceo sexual. (de ahí su aceptación, pues no trae consecuencias), ademas recordemos la importancia que se da al baile en las fiestas donde las nuevas señoritas son presentadas ante la sociedad.

Obviamente no todos los ritmos se ajustan a esto, pues imaginen una sombría nota de Chopin o unos tristes acordes de violín siendo un estimulo para empezar el avance romántico, pero mejor, pasemos a explicar el punto.

Los bailes regionales, tradición en movimiento, pueden ser representativos de un fenómeno histórico, alguna narrativa o escaramuza de los héroes regionales en turno, sin embargo, se le da tal connotación sexual que si se ven a dos hombres bailando juntos, sera muy probable que se les tache de homosexuales, o a las monjas o curas de poco respetuosas del habito, al menearse a ciertos ritmos.

En las fiestas populares, se suele afirmar que bailan bien las personas que en sus movimientos, oscilan ondula o mueven con mas energía y ritmo zonas como pecho, cuello, zona pelviana, glúteos, y son, por lo regular quienes llaman la atención visual, ahora la pregunta seria ¿por que? Bueno creo que el titulo de este tema explica mi visión al respecto, uno que baila "bien" es el que tiene movimientos sensuales y el baile en pareja, por ello encierra una fuerte dosis de lubricidad, velada o no.

En los animales hay ciertas formas de danza para atraer al romeo/julieta, y consiste en exhibirse agitándose frente a otros congéneres, a la par que mostrando sus atributos físicos, elemento que me ayudo a reafirmar esto

Si alguna ocasión, han tenido oportunidad de observar lo que se suele llamar danza tradicional, recordaran el elemento de seducción que existe en ellas, llegando en ocasiones a ser velado o mas o menos explicito, pero sin acercarse a ritmos "actuales" como reggaeton o la llamada "banda" en donde el contacto físico es ya directo y sin tapujos.

Algunas personas sostienen que es mera diversión, en parte es algo natural, pues cuantas veces no agitamos la cabeza o tamborileamos los dedos al escuchar un ritmo que nos agrade, vemos a los niños agitarse con música que les agrade, sin embargo esas muestras unipersonales de agrado por el sonido distan mucho del fenómenos como el baile con una persona de otro sexo.

Ahora recordé en una platica de bar, algún chulillo-galanazo-patan, presumía que tras una comida, se llevaba a cualquiera mujer al baile y de ahí, seguro a su cama, jactándose como las ponía a punto en el baile (gente fina y de gran valía que un va conociendo-si, es sarcasmo) pero creo que esto tendrá algún viso de verdad.


No todo el baile sera sexual, de eso no hay duda, hay danza ritual, y sexo rutinario, pero que no aparezca alguno diciendo que hay mucho paranoico que ve cosas donde no las hay.

En lo personal, no me gusta bailar, sin embargo he disfrutado enormemente algunas sesiones de baile cuando solo 2 personas están solas en una habitación :D

6 comentarios:

Funcionario's blog dijo...

Excelente artículo, Enrique. Opino como tú, que el baile es un elemento inocuo de ligoteo.

En las pocas ocasiones que suelo salir de noche últimamente, veo gente que sabe bailar muy bien salsa y merengue (y no son Brad Pitt precisamente) y se ponen a bailar con unas tías impresionantes.

Pues las tías, viendo lo bien que bailan, acaban enrollándose con el pavo.

Luego hay unos bailes más sexuales que otros, como el TANGO, que tengo ganas de aprender cuando vaya a Argentina en noviembre.

evilpredator dijo...

Que bueno que te gusto mi escrito, solo una cosa queda volando...

¿por que me dices enrique? Soy ignacio...

:p

Un abrazo fraterno

juanita dijo...

muy buen post nacho, me agrado mucho y en cierta forma comulgo con la idea de oscar w. pero dato curioso en mi, nadie me ha conquistado por el baile jajaja, las parejas q he tenido no les gusta o no caompartiamos mucho el bailar :S a mi en lo personal me encanta y aunq no se muy bien creo librarla jajajaja....
un abrazo

Ignacio III dijo...

Que hay juanita?

Me da gusto que te animes a escribirme...

Pos claro que si, Wilde era un chingon jejeje pero eso si, era bien puercote y el feliz, el venia a vivir, no a preocuparse de otros.

Un abrazo

Anónimo dijo...

yo quería bailar contigo hasta que se apagara la ultima estrella.

Anónimo dijo...

El baile, como dices, Nacho, es cosa de animales.