viernes, 4 de marzo de 2011

La interesada mosca escorpión.

Antes de la lectura, aclaro, cualquier semejanza con algunas féminas es mera coincidencia.

Algo interesada, la hembra de la mosca escorpión espera pacientemente a que un macho le lleve un insecto recién capturado; el que consiga el mejor, el más grande y nutritivo, será quien ella elija para ser el padre de sus crías. Pero no es fácil cazar uno que sea de su entera satisfacción. Los machos suelen robarlo de la tela de una araña, que lo aprisiona con la urdimbre. Si el insecto que regala a la hembra no es comestible, el macho es rechazado.

Las hembras de este insecto de bosques húmedos son muy exigentes y sólo aceptan al 10% de los pretendientes; es decir, aquellos que llevan presas en condiciones, con unas dimensiones y peso aceptables. Por eso, muchos se quedan sin pareja, se impacientan y copulan con la hembra tomándola por la fuerza.



Aparentemente es necesario que el regalo que la mosca hembra recibe sea grande y sustancioso pues solo permitirá la copula durante la comida, si es algo pequeño y acaba rápido de alimentarse, se acabara el "funtime" para el macho y no podrá depositar toda su simiente dentro de su pareja.

Como lo veo es : si no pagas, no hay acción, entre mas pago mas diversión... justo como una hetaira ( que elegante)

Curiosa forma de actuar... ¿quien dijo que el humano es único?

No hay comentarios.: