lunes, 27 de febrero de 2012

El mundo de lo invisible

EL ser humano ha tendido, por lo regular, a sentirse el non plus ultra de la creación, el organismo mas avanzado para el cual fue creado todo, pero rara vez nos detenemos a pensar que debajo de nosotros, en lo que no vemos, existe una gama de vida hermosa, variada, compleja y para la gran mayoría, desconocida y menospreciada.

Tal vez nuestro cerebro de hasta 1400 cm3 no sea la unica construccion capaz de darnos cuenta de lo que ocurre en el mundo, vean a este animalillo microscopico, por un segundo lo imagine jugando a la pelota, mientras sus ojos observaban su entorno, tal vez cuidandose de algun predador.



Me pareció ver que el bicho, se " emocionaba" si se me permite el eufemismo , pues cuando empieza a tocar la "pelota" -un volvox en realidad-  se ve como empieza un gran movimiento dentro de el.(atención al movimiento de sus "ojos")

El siguiente video es algo diferente, muestra una persecución de un organismo invasor por parte de una célula blanca, por decirlo así, uno de los defensores de nuestro organismo. (perdon por la musica y efectos de sonido de este)

Vean como se desplaza uno tras el otro, imaginen la deseperacion que tendríamos si fueran de nuestra talla, y fuéramos los perseguidos para ser engullidos (fagocitados para los puristas) ¿como percibirán ellos la muerte inminente? - ¿sera que solo nosotros tenemos ese concepto?



Una pregunta para la humildad...

Este glóbulo blanco esta persiguiendo sus alimentos, solo para su sobrevivencia, pero como asunto colateral a nosotros nos mantiene libres de patógenos, sin embargo este glóbulo o leucocito pensara: "Yo hago esto para mantener sano a mi dueño Paquito"

Nah... en lo personal creo que el vive su vida, no sabe de nosotros, somos de un plano muy superior a el ¿ podríamos nosotros ser, semejanzas aparte, una partecilla ínfima de un organismo mucho mas desarrollado?

Me recordó a un cuento que me llego hace muchos años en la primaria, Dos amigas amibas o si se quieren ver mas retados, denle una leída al Micromegas de Voltaire, misma que ademas critica con acierto algunas cosillas de la religión de su época.
(links ahí mismo)

"Muy mejor observador Micromegas que su enano, vió claramente que se hablaban los átomos, y se lo hizo notar á su compañero, el qual con la vergüenza de haberse engañado acerca del artículo de la generacion, no quiso creer que semejante especie de bichos se pudieran comunicar ideas. Tenia el don de lenguas no ménos que el Sirio; y no oyendo hablar á nuestros átomos, suponia que no hablaban: y luego ¿cómo habian de tener los órganos de la voz unos entes tan imperceptibles, ni qué se habian de decir? Para hablar es indispensable pensar; y si pensaban, tenian algo que equivalia al alma: y atribuir una cosa equivalente al alma á especie tan ruin, se le hacia mucho disparate. Díxole el Sirio: ¿Pues no creíais, poco hace, que se estaban enamorando? ¿pensais que enamora nadie sin pensar, y sin hablar palabra, ó á lo ménos sin darse á entender? ¿ó suponeis que es cosa mas fácil hacer un chiquillo que un silogismo? A mí uno y otro me parecen impenetrables misterios. No me atrevo ya, dixo el enano, á creer ni á negar cosa ninguna; procuremos examinar estos insectos, y discurrirémos luego. ¡Que me place! respondió Micromegas; y sacando unas tixeras, se cortó las uñas, y con lo que cortó de la uña de su dedo pulgar hizo al punto una especie de bocina grande, como un embudo inmenso, y puso el cañon al oido: la circunferencia del embudo cogia el navío y toda su tripulacion, y la mas débil voz se introducia en las fibras circulares de la uña, de suerte que, merced de su industria, el filósofo de allá arriba oyó perfectamente el zumbido de nuestros insectos de acá abaxo, y en pocas horas logró distinguir las palabras, y entender al cabo el francés. Lo mismo hizo el enano, aunque no con tanta facilidad. Crecia por puntos el asombro de los dos viageros, al oir unos aradores hablar con bastante razon"

Muchos vídeos de un concurso se pueden ver acá
http://www.nikonsmallworld.com/movies/year/2011/

Como dicen en los velorios, no somos nada


1 comentario:

Karla García dijo...

Justamente recordé ese cuento de las amigas amebas....quinto o sexto...me gustaba mucho pensar eso cuando pequeña :D