jueves, 21 de mayo de 2009

Veterano militar de Vietnam gay. Triste paradoja de la vida

En mi vagancia procrastinadora por las redes de fotos encontré esta imagen que la verdad me hizo sentir triste, vaya raza que somos, que excelsa y que llena de mierda


Triste me pareció, pero lo peor es la paradoja que se presenta, y la cuestión moral que se plantea.

Para los que no sepan mucho de ingles, la cosa se reduciría -no literalmente- a esto:

"Cuando estaba en el ejercito, me dieron una medalla por matar dos hombres y me dieron de baja ( me corrieron) por amar a uno"

Realmente debe ser abrumadora la presión que se ejerce sobre la comunidad gay no solo en la infancia, sino a lo largo de toda la vida, recordé hace años, trabajando con un grupo de jóvenes adictos y con problemas de adaptación por sus características únicas, me enfrascaba con ellos, en sinergia con otros colegas, en terapia para su cuerpo y su mente, llegábamos a salir de excursión, tardes de boxeo, pesca, platicas sobre el futuro y fue particularmente triste cuando "Alfredo" -un adulto joven particularmente brillante, pero con dificultades para integrarse - comento que el sabía de su tendencia homosexual desde la infancia pero jamas pudo ser el ni actuar con libertad ante su padre, sentirse hijo amado y aceptado pues su progenitor, un recio campesino, lo atajo en su niñez con una brutal azotaina diciéndole: "si me sales puto, te mato" y a raíz de ello jamas pudo demostrar amor, afecto, tener contacto con su padre ni decirle nada, hasta que, días después, fuimos un grupo a que realizara un ejercicio de catarsis, de liberación, en un cementerio, años después del deceso de su padre.

Imaginen lo terrible que debe ser para un niño vivir con temor de la figura que espera que lo cuide y proteja pues a lo mejor lo mata. Basura, mierda, eso es lo que es para mí.¿Cuantas vidas de cuantos Alfredos no se han jodido por algo parecido?

¿que piensan sobre ello?

3 comentarios:

Funcionario's blog dijo...

A mí los gays me dan un poco de yuyu, pero es culpa de mi madre, que está todo el día llamándolo a todo "maricón" o "mariconería".

Y son personas sanas que lo único que hacen es aceptarse a sí mismas.

Bueno, ya lo he dicho.

Butterfly dijo...

snif.

Ignacio III dijo...

La catarsis no es mala funcionario y es mas, el reconocer de donde vienen nuestros traumas es algo genial, así podemos domarlos.

Son personas normales intentando ser felices como nosotros, pero no les agrada en el plano sexual lo mismo que a nosotros, eso es todo.

p.s.
No todos los gays son reinas de belleza que parecen salidos de una fabrica de maquillaje, hay algunos que se ven 100% normales (heteros)

Mariposa
Que densoooooo
jaja es broma...un abrazote con moco ( del llanto )