viernes, 5 de junio de 2009

Poderoso caballero es Don dinero

Francisco de Quevedo hizo esta breve poesía que ha dado vuelta al mundo hace ya mucho tiempo, y la verdad tiene mucho que ver con este chiste que si bien es una broma estoy seguro que es algo que podría ocurrir en la vida real.


Una adolescente de quince años va donde su mamá y le dice que desde hace un par de meses no tiene el período.
Preocupadísima, la mamá compra en la farmacia un "kit" del embarazo y el resultado de la prueba es que estaba encinta. Gritos, imprecaciones, lamentos, lágrimas; quién ha sido el cerdo; venga desgraciada me vas a matar, quiero saberlo; ahora se lo dices a tu padre", etc., etc.

La hija, una vez a solas, toma el teléfono y hace una llamada.
Media hora después se detiene ante la casa un Ferrari Testarosa último modelo, del que sale un tipo maduro cerca de los 70 años pero distinguido, de pelo entrecano, vestido impecablemente con un elegante traje Gucci, una pesada cadena de oro en el cuello y un Rolex de platino en la muñeca derecha.

Toma asiento en el salón ante el padre, la madre y la hija y dice:
"Buenos días, vuestra hija me ha informado del problema. Debo indicar que yo no puedo casarme con ella porque tengo otra situación familiar, sin embargo no deben preocuparse por nada pues yo me haré cargo. He dispuesto con mis abogados que si nace una niña le puedo legar 3 tiendas en el Jockey Plaza, un penthouse frente al Golf de San Isidro, una casa de playa en Asia y una cuenta de US$ 500,000. Si nace un niño el legado será un par de fábricas, además de los US$ 500,000. Si son gemelos, entregaré una fábrica y US$ 250,000 por cabeza. Pero si se perdiera el producto......"

En este punto el padre, que había permanecido callado todo el tiempo observando los lujos de otoñal galán, se levanta, le apoya una mano en el hombro y sonriendo le dice:

" ......Te la tiras de nuevo campeón......."

Un abrazo fraterno

No hay comentarios.: